¿Qué se le debe pedir a una tumbona?

Se acerca el verano y, lógicamente, vamos a estar mucho más tiempo en cualquier espacio exterior que en los meses de invierno. Con el calor, buscamos lugares para relajarnos tomando el sol, leyendo o simplemente descansando. Terrazas, piscinas, jardines, porches… La palabra clave es descansar. Y para lograrlo al cien por cien es indispensable disponer de un buen mobiliario.

En este artículo os vamos a hablar de la tumbonas de la más alta calidad que tenemos en VERMÖBEL formulando una pregunta: ¿Qué se le debe pedir a una tumbona para que sea al cien por cien eficiente?

Para nosotros, la respuesta es muy clara: al margen de la calidad de los materiales de fabricación, la comodidad es innegociable. Al sentarnos o estirarnos en ella, la sensación que debemos de experimentar es de confort absoluto sin que el paso del tiempo se note. Y luego están todos los demás atributos: funcionalidad, durabilidad, robusteza, diseño, ligereza, facilidad de transporte, mantenimiento casi inexistente y precio. En nuestro catálogo figuran las piezas que reúnen, una por una, todas las particularidades citadas anteriormente.

Te recomendamos que sean ergonómicas, con colchón o cojines, plegables y apilables si hay poco espacio. Las hay especiales para piscinas, que suelen ser más resistentes y repelentes al agua. ¡Y no te olvide de la mesita a mano para dejar un libro, un plato o vaso o el mismo móvil!

Ante todo, las tumbonas tienen que ser cómodas.