Las materias primas sí importan

En Vermöbel, la calidad se aprecia en todo lo que hacemos. Y, por supuesto, también en las materias primas de nuestros productos. Los muebles que decorarán salones, comedores o terrazas están diseñados y fabricados para un uso cómodo y eficiente, pero también para que resistan sin problemas al paso del tiempo.

Nuestras mesas de la colección OAK, por ejemplo, son de roble macizo, un material elegante y robusto a partes iguales. Es una de las mejores maderas naturales para hacer muebles porque también es muy moldeable y fácil de trabajar, lo que permite proporcionar un acabado perfecto a la pieza. Lo mismo vale con nuestras sillas de roble sólido, mucho más resistentes que otras fabricadas con pino, teca o mango. Además, el roble permite la aplicación de barnices y otros productos como ceras que mantienen las propiedades originales de la madera.

Ventajas del roble:

  • Madera fuerte y muy duradera (poco desgaste) con una mínima deformación.
  • Resistente a arañazos, golpes suaves, manchas, hongos e insectos al agua y a la exposición a la luz solar.
  • No necesita limpieza y muy poco mantenimiento.
  • Fácil de trabajar, permite múltiples acabados.

En nuestro catálogo también figuran sillas para exterior de inyección de plástico reciclable, un material fuerte, ecológico, reutilizable, de una enorme versatilidad y muy resistente al agua y al calor.

Ventajas del plástico:

  • Fuerte y resistente; la silla puede soportar hasta 150 grados de calor sin deformarse.
  • Muy maleable, se consiguen diseños de todo tipo cómodos y ergonómicos.
  • Mantenimiento nulo, fácil limpieza y difícil de manchar
  • Fácil almacenamiento en pilas.
  • Por el hecho de estar creadas a partir de un molde los ingenieros se aprovechan en sus diseños para que la parte trasera de cada silla sea a la vez coincidente encima de otra.

Finalmente, queremos destacar los materiales con los que están fabricadas las tumbonas de Vermöbel. Los componentes de su estructura son sólidos para soportar el peso, su uso continuado y el cambio de las condiciones meteorológicas:

  • Aluminio o acero: robustos y resistentes, están tratados con productos antioxidantes para protegerlos de la humedad y aguantar sin problemas al aire libre.
  • Plástico: son igualmente resistentes, en especial al agua, a la humedad y a los cambios de temperatura.
  • Madera: siempre agradable y elegante, requiere de ciertos cuidados para que esté en perfectas condiciones.
Los materiales con los que fabricamos nuestros productos son de la máxima calidad.